Testimonio de Mary Jean Doe
"Yo fui víctima del abuso sexual infantil. Antes de cumplir los 13 años fui sexualmente abusada por mi hermano mayor y por un amigo de la familia que era universitario. A los tres o cuatro meses de haber comenzado el abuso me faltó la regla…acudí a mi maestra de religión para que me ayudara y cuando le dije que quizás estaba embarazada (a los 12 años), ni siquiera pestañeó. Me dio un abrazo y me dijo que fuera a la clínica de Paternidad Planificada y que uno de mis hermanos mayores me llevara y no se lo dijera a mis padres. Nunca me preguntó quién era el padre ni por qué yo estaba sexualmente activa a esa edad ".
"Por lo tanto, mi hermano mayor me llevó a la Paternidad Planificada… allí nadie me preguntó quien era mi compañero sexual, nadie expresó preocupación ni asombro, ni siquiera se interesaron en el motivo por el cual una niña de 12 años podría necesitar una prueba de embarazo. Solo me hablaron mucho sobre cómo actuar con "responsabilidad" y "tomar el control de mi cuerpo". Alguien me dio un montón de preservativos a la salida e hizo una broma sobre los colores: rojo, azul y amarillo. Mi hermano mantuvo silencio todo el tiempo, nadie le hizo una sola pregunta. Dos días más tarde me llamaron para decirme que la prueba era positiva y que debía volver el próximo sábado en la mañana.
La persona que llamó nunca utilizó la palabra embarazada o aborto. No acudí a esa cita ya que la regla me bajó aquella noche".
"Recuerdo el horror que sentí cuando me di cuenta de que me habían hecho una cita para abortar. Recuerdo que también pensé sobre quién hubiera pagado la cuenta –posiblemente mi hermano- y por qué ellos pensaban que yo era una persona tan horrible que debía hacerme un aborto…Le doy gracias a Dios porque la regla me bajó".
"La actitud que tiene la Paternidad Planificada hacia el sexo es un grave factor, que impide que se descubra el abuso sexual de las jóvenes. Si alguien me hubiera mostrado la más mínima preocupación yo le hubiera dicho la verdad y le hubiera pedido ayuda. Todos a mi alrededor aceptaban como normal el que una niña de 12 años pudiera y debiera estar sexualmente activa (mientras fuera responsable y usara el preservativo). El aborto a petición hace más fácil el que continúe el incesto y el abuso sexual de los niños. El aborto para las víctimas de incesto parece compasivo, pero en la práctica es simplemente otra arma violenta y otro engaño en las manos del que comete el abuso sexual".